La tienda de DOÑA LUISA vende los productos horneados del día los cuales incluyen panes integral, pasas con canela, todos los granos, banano, naranja con chocolate, manzana y limón, panecillos ingleses, galletas y otras especialidades de la época.

Del patio principal de la casa se pueden observar las típicas terrazas españolas y gárgolas de arcilla. Las gárgolas conducen el agua al patio central donde en los tiempos coloniales se encontraban los depósitos de agua.

El mural, las Mujeres de Guatemala, fue pintado por el artista danés Jörn Bie en la primavera de 1995. Aire, agua, fuego y tierra representan a las mujeres en el quehacer diario del hogar, con los niños y en el trabajo. El tejido en blanco simboliza el futuro desconocido. El mural está en la pared oeste del salón principal en el segundo nivel.

Los Hombres de Guatemala, pintado por Jörn Bie a finales de 1995, se encuentra en la pared opuesta al mural de las Mujeres de Guatemala. Iniciando en las ruinas de la verde selva y extendiéndose a una obscura ciudad, este mural representa los cambios en diversas culturas y tradiciones de Guatemala. Los brazos extendidos demuestran el poder del hombre para salvar o destruir la vida con el tiempo continuando hasta la infinidad.

El horno nunca para en la panadería de DOÑA LUISA. Los panificadores trabajan las 24 horas del día haciendo los mejores panes, panitos, cubiletes, pasteles, pays, galletas y otros productos. Especialidades incluyen pan de chile con queso, panitos de papa y cebolla y cubiletes de banano.

La casa original fue construida en 1650 y destruida con el terremoto de 1976 en donde la fachada del segundo nivel cayó a la calle. Esta casa es una de las pocas casas de habitación con una fachada de dos niveles que hubo en la ciudad y que se conserva todavía. Agregando al encanto colonial español de la casa están los 60 empleados de DOÑA LUISA XICONTENCATL

Durante los trabajos de restauración de 1987 un nicho fue encontrado a un costado de las escaleras de servicio. El nicho se desenterró y se dejó como tal. Los azulejos en las gradas de piedra son ejemplos de los diseños coloniales.

En épocas navideñas es costumbre adornar la casa con decoraciones. Del zaguán, la entrada principal de la casa, puede observarse un arco interior y el patio. Es común en las casas Antigüeñas coloniales que el piso del zaguán y los patios sean empedrados para los carruajes que por allí entraron.

Arrow
Arrow
Slider